Lunes, 27 Mayo 2024 21:45

Energía la inversión al desarrollo económico

Escrito por Denis Muñoz
Energía la inversión al desarrollo económico Cortesía

El Foro Económico Mundial prevé en el crecimiento de la demanda de energía una oportunidad para invertir en soluciones asequibles y más sostenibles, respaldadas por sólidos mecanismos políticos.

Las naciones deben tener la oportunidad de desarrollar de forma sostenible sus recursos naturales sin comprometer la accesibilidad, asequibilidad y fiabilidad de la energía. Por eso es crucial un planteamiento agnóstico desde el punto de vista tecnológico, en el que los hidrocarburos coexistan con soluciones alternativas como las energías renovables y el hidrógeno, sobre todo a medida que vemos cómo el paradigma de la demanda energética se desplaza hacia los países emergentes y en desarrollo.

En este contexto, las políticas globales de transición deben ser más adaptables y no puede haber un enfoque único. Un enfoque general podría limitar gravemente la competitividad de los países con niveles más bajos de madurez económica.

WhatsApp_Image_2024-05-27_at_3.48.40_PM.jpeg

Aunque las alternativas forman parte de la solución, el capital privado se ha mostrado históricamente poco dispuesto a invertir en tecnologías como la captura y almacenamiento de carbono (CAC), el hidrógeno y el almacenamiento de energía. Hay margen para que esto cambie, pero será necesario aumentar la concientización y el intercambio de conocimientos para facilitar una mayor comprensión de los posibles riesgos de inversión y los costes de capital.

Los habilitadores fiscales que conectan el apoyo financiero a las cadenas de valor industrial también pueden ayudar a las economías a desbloquear oportunidades y proporcionar seguridad a la inversión. La creación de acuerdos a largo plazo es otro factor que potencialmente podría apoyar la adopción de tecnologías como el hidrógeno bajo en carbono, un área en la que vemos importantes oportunidades.

 WhatsApp_Image_2024-05-27_at_3.51.02_PM.jpeg

Pero invertir en la transición energética no es solo acerca de los mecanismos de mercado. La infraestructura también es clave y ambos deben ir de la mano, con nuevos proyectos que se beneficien de la infraestructura existente siempre que sea posible.