Lunes, 10 Junio 2024 22:46

Informe de inflación energética de la OCDE sigue en aumento

Escrito por Denis Muñoz
Informe de inflación energética de la OCDE sigue en aumento Cortesía

La inflación energética según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico​ (OCDE) siguió aumentando y alcanzó el 1.2% después de reportar 0.6% en marzo de este año.

La situación energética sigue siendo una fuente de incertidumbre, especialmente debido a las tensiones geopolíticas y los conflictos en regiones clave como el Medio Oriente. Estos factores han incrementado los costos de envío y prolongado los tiempos de entrega, lo que ha afectado la producción energética y ha incrementado las presiones inflacionarias. En este contexto, la inflación energética podría experimentar volatilidad, aunque se espera que se mantenga en una trayectoria descendente en general.

La OCDE prevé una moderación de la inflación energética, aunque persisten algunos desafíos. A lo largo de 2023, la inflación general se redujo rápidamente en muchas economías debido a políticas monetarias restrictivas, la disminución de los precios de la energía y la mejora de las cadenas de suministro.

WhatsApp_Image_2024-06-10_at_4.50.46_PM.jpeg

Sin embargo, las tensiones geopolíticas, especialmente en el Medio Oriente, continúan representando un riesgo significativo para los mercados energéticos y podrían afectar la estabilidad de los precios y generar los aumentos energéticos que se han visto a lo largo de este 2024.

En términos de políticas, la OCDE subraya la necesidad de mantener una política monetaria prudente para asegurar que las presiones inflacionarias subyacentes estén controladas. A medida que la inflación disminuya, podría haber espacio para reducir las tasas de interés, pero se recomienda mantener una postura restrictiva en la mayoría de las economías importantes durante algún tiempo.

WhatsApp_Image_2024-06-10_at_4.50.46_PM_2.jpeg

El informe destaca los desafíos fiscales que enfrentan los gobiernos, con una creciente carga de deuda y presiones de gasto significativas en el futuro. La OCDE sugiere que se necesitan esfuerzos más fuertes a corto plazo para contener el crecimiento del gasto y marcos fiscales bien diseñados a mediano plazo para garantizar la sostenibilidad y la flexibilidad para responder a futuros choques.